Buscan un nuevo hormigón cinco veces más resistente y capaz de repararse solo

De Redacción La Voz - domingo, 11 de febrero de 2018 No Comments
Un proyecto de investigación europeo intenta desarrollar un nuevo tipo de hormigón cinco veces más resistente y duradero que el actual y capaz de repararse solo, que sería especialmente apto para infraestructuras marinas o plantas de energía geotérmica y ahorraría reparaciones anuales millonarias.
El proyecto ReSHEALience, financiado por el programa Horizon 2020 y entre cuyos socios se encuentra la Universitat Politècnica de València (UPV), pretende aumentar la vida útil del hormigón hasta un 100 % reduciendo a la mitad los costes de mantenimiento, según informan a EFE fuentes de la institución académica.
Según Pedro Serna, investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología del Hormigón (ICITECH) de la UPV, sería un nuevo tipo de hormigón de ultra alta durabilidad, cinco veces más resistente que el actual y que, en el caso de que haya una fisura, sea capaz de repararse automáticamente gracias a la aplicación de técnicas de "autosanado".
Entre sus aplicaciones, este nuevo hormigón será especialmente apto para infraestructuras sometidas a ambientes extremadamente agresivos, como por ejemplo las construcciones marítimas o cercanas a la costa o las plantas de energía geotérmica.
Según Serna, estas instalaciones están sometidas a unas condiciones que provocan su deterioro y reducen su rendimiento, lo que se traduce en una inversión anual de miles de millones de euros en reparaciones.
"Conseguiremos estructuras mucho más ligeras y, a la vez, mucho más resistentes y más duraderas", asegura el investigador de la Universitat Politècnica de València.
Para ello, según explican los socios del proyecto, la clave estará en utilizar dosificaciones mucho más estudiadas, con nuevas técnicas, con aditivos muy potentes, fibras y nuevos materiales, así como una tecnología de fabricación más desarrollada.
"Aunque estas dosificaciones exijan un poco más de cemento, al necesitarse mucho menos hormigón las construcciones serán más sostenibles", apunta Serna.
Para incrementar la vida útil del hormigón, el proyecto plantea aplicar nuevas técnicas y materiales, como aditivos cristalinos que permiten que, cuando aparece una fisura, se activan y son capaces de sellar el hormigón de forma automática.
Utilizarán también nanomateriales -en concreto, nanofibras tanto de alúmina como de celulosa- que permiten controlar mejor la fisuración, garantizando así la mayor durabilidad.
El proyecto prevé desarrollar también un nuevo modelo que será capaz de predecir la vida útil del hormigón antes de su implantación en obra con mucha más precisión que en las construcciones más desarrolladas actualmente.
Además del ICITECH -que se encargará de desarrollar el nuevo material-, en el proyecto ReSHEALience participa el Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico (IDM) de la UPV.
En este caso, su trabajo se centra en la aplicación de un sistema de sensores de bajo coste -patentado por la UPV- que ayuda a conocer el riesgo de corrosión y la presencia de agentes agresivos que pueden afectar a las estructuras de hormigón armado.
Según el investigador Juan Soto, se desarrollará también un sistema sensor autónomo con una configuración de tipo "Lengua Electrónica" que aportará información en tiempo real y de forma continua sobre la durabilidad de la estructura.
Estos datos proporcionarán una alerta temprana que permitirá a los técnicos adoptar las medidas necesarias para evitar que el daño se agrave, utilizando para ello el método de protección o reparación más adecuado, económico y con menos afección sobre el funcionamiento de la estructura.
El proyecto, que pretende llegar a aplicar estas técnicas en seis obras piloto en tamaño real, es especialmente estratégico para la Comunitat Valenciana, donde se implementarán dos de los seis prototipos de evaluación.
Se trata de una batea para el cultivo de mejillón desarrollada por las empresas valencianas IDIFOR y Research & Development Concretes y un flotador de grandes dimensiones para plataformas de alta mar que se aplicaría en un aerogenerador, construido en este caso por Energy Ocean y Cyes Maritime Works.
ReSHEALience integra a un total de catorce socios, todos ellos coordinados por el Politécnico de Milano.

No hay comentarios " Buscan un nuevo hormigón cinco veces más resistente y capaz de repararse solo "